The Last of Us Parte II ya ha salido a la venta. Tras siete años de espera, una denuncia por explotación laboral que no ha sido desmentida, unas desafortunadas filtraciones de hace un mes, al fin podemos ir a la tienda y continuar la historia de Ellie y Joel en esta segunda entrega. Quería plasmar unas palabras tras haberlo finalizado. Sólo quiero enfocarme en dos cosas:

1. Su historia, sin contar ni un mísero spoiler.
2. Su dirección.

Inicia la reproducción para tener banda sonora mientras lees:

The Last of Us Original Soundtrack (full album)

No Description

Dejando de lado sus aspectos técnicos, que son de una maestría sin igual, como sólo los más grandes de Naughty Dog (@Naughty_Dog) o Rockstar Games (@RockstarGames) podrían haber hecho, y no hablando sobre ello más allá de este pequeño párrafo. Hay aspectos más importantes que comentar en una obra como The Last of Us Parte II, aspectos que, da igual la polémica que generen, ya han pasado a la historia de los videojuegos.

Introducción

Si has estado viendo distintos análisis de la última obra de Neil Druckmann (@Neil_Druckmann) y su equipo, sabrás que hay diversidad de opiniones en algunas cuestiones. A pesar de la lluvia de 10/10 que está recibiendo, algunas notas como la de IGN JAPÓN (7.0/10) confirman un contraste alejado de la comodidad de otros videojuegos. Algunos dicen que la historia y el final, en general, han sido mal dirigidos, pero quizás algunos locos como yo vemos lo contrario, vemos que ha estado incluso mejor dirigido que la primera parte.

Quizás The Last of Us Parte II no haya sido el primer videojuego en hacer lo que hace. Casos como el de Dreamfall: The Longest Journey se me vienen a la mente. Así como Death Stranding es una experiencia única con secuencias increíbles, la mayoría de ellas nunca antes vistas en un videojuego, y rara vez en el cine, en esta ocasión The Last of Us Parte II consigue ser una obra detenida, estudiada y concienzuda en su manera de ejecutarse. Aquí es donde hay disparidad de opiniones, similar (no igual) al caso de Beyond: Dos Almas. A mucha gente no le gustó que la línea temporal fuese tan caótica, sin saber en qué momento estás. No creáis que The Last of Us Parte II es así de principio a fin y que acabo de hacer un spoiler. No es así, es un juego normal, con su inicio y su final.

Dirección diferente, pero no mucho

Para los amantes del cine: No, esto no es un caso Terrence Malick, difícil de ver, de seguir y de jugar, y tampoco creo personalmente que se le acerque. Más bien lo compararía con una dirección de Francis Ford Coppola, Sergio Leone o Clint Eastwood. Pueden ser obras con dirección lentas muchas de sus obras, pero no cabe duda de que tienen un estudio detrás y que han hecho escuela que futuros directores han aprovechado. Y es que, dentro de sus mismas obras, no es lo mismo ver El Padrino que ver Apocalypse Now: Redux con sus 3 horas y 22 minutos de metraje. Son películas distintas, una se puede ver y la otra tiene una mitad de cinta increíblemente espesa y difícil de seguir. Lo mismo que El arbol de la Vida de Terrence Malick.

No esperéis encontrar una obra de este palo con The Last of Us Parte II pero sin lugar a dudas esperad ver varias similitudes. Algo que la entrega original, The Last of Us, ni siquiera se molestaba en intentar hacer.

Señalar a una sola persona por el éxito o el fracaso de cualquier trabajo en equipo no es del todo acertado. En efecto, hay directores que tienen sus ideas muy claras, algunas de las mentes más brillantes que nos han dado los videojuegos como el señor Hideo Kojima (@HIDEO_KOJIMA_EN y @Kojima_Hideo) son prueba de ello, pero que no se os pase por la cabeza en ningún momento que estos genios reciben ayuda en muchas escenas, quizás sólo una parte, o quizás todas ellas. Han aprendido a ser los genios que son gracias a ser una esponja y recibir ideas que luego hicieron que su bombilla interna se encendiese para ofrecernos la calidad a la que estamos acostumbrados.

Personalmente, me alegra que al final The Last of Us Parte II sea un juego más único y se aleje de la primera entrega, a que sea exactamente igual a la primera entrega pero con otra historia. Neil Druckmann y su equipo se han jugado el tipo aquí, así como Cory Balrog (@corybarlog) y su equipo de Sony Santa Monica también dieron un salto al vacío al cambiar la fórmula de arriba abajo de una saga tan icónica como God of War. La valentía no puede ser indiferente para cualquier análisis que leais.

Obra imprescindible y reflexiva

Una obra de esta magnitud no te dejará indiferente. Me refiero a ti, a quiene stás acostumbrado a ver cientos y miles de series, películas, videojuegos, libros, con historias imposibles de contar, con momentos impredecibles y giros de guion inesperados. A ti, que ya nada te sorprende, que no esperas que nada te haga volar la cabeza nunca más, que después de Juego de Tronos o El Infiltrado (The Departed) crees que ya nada será igual. A ti, que crees que hay sorpresas como en las dos obras que he mencionado, muertes repentinas y rápidas, pero que ha caído en la confusión que quiero generar.

The Last of Us Parte II es una obra con un planteamiento normal, pero con una dirección de 10/10, que, pese a debate, puede que esté mejor conseguido que Metal Gear Solid 3: Snake Eater o cualquier obra de Quantic Dream (@Quantic_Dream) en su dirección a nivel general, o sino, en muchas secuencias. El concepto de The Last of Us Parte II es uno cada dos décadas en los videojuegos. No veremos nada similar hasta que ninguno de estos genios desarrolle sus nuevos proyectos.

The Last of Us Parte II te invita a la duda. Te cuenta que la naturaleza humana puede ser empujada gracias a factores externos, a lo que nos lanza la vida, y te hace ver lo vivos que son sus personajes. ¿Qué harías tú en esta situación? ¿Hasta dónde llegarías?. No es un caso similar a las obras de Telltale Games (@Telltalegames) o Skybound (@skyboundgames) donde constantemente te ponen contra la espada y la pared, y debes elegir. En esta nueva aventura de Ellie y Joel, tú contemplas cómo los personajes están presionados a sobrevivir, pero no eliges tú, formas parte de la elección que hacen tus personajes, y debes seguir adelante con la historia a pesar de no estar de acuerdo -Vamos, a grandes rasgos, como cualquier otra obra-.

Escalando la montaña de la genialidad

Debo confesar que The Last of Us, el original de PS3 y remasterizado en PS4, es un juego que esperaba con muchas ganas, como todo fan de Naughty Dog, pero me decepcionó en algunas cuestiones en comparación a Uncharted 3: La Traición de Drake, y eso lastró un poco mi experiencia y mi opinión inicial. A eso hay que sumarle una resolución algo ambigua, cuestionable, inconclusa incluso (quizás un poco), y mi sorpresa fue enorme al ver que había maravillado a todo el fandom general. Cuando se anunció que era el videojuego mejor puntuado de la historia, me alegré por el reconocimiento hacia una de mis desarrolladoras favoritas, Naughty Dog, pero siempre he pensado que está ligeramente sobrevalorado.

Es un gran juego cuya elaboración en combate cuerpo a cuerpo o manejo de tu mochila hacen que los videojuegos avancen en cuanto a realismo, pero sus enormes fallos en efectos de sonido (inexistentes en la saga Uncharted hasta entonces, ya que su cuarta entrega, Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón tiene también estos pequeños fallos en algunas ocasiones), como no poder oír bien al personaje que tienes justo delante, y tener que rotar la cámara hacia otra dirección para poder escuchar claramente lo que dice, o tener que activar los subtítulos, o a nivel gráfico contemplar que hacía cosas mejor que ningún otro juego, pero otras estaba claramente por debajo de la tercera entrega de Uncharted, fueron pequeñas decepciones que tuve como jugador y admirador.

De su final, cambiaría un par de cosas, sin estar demasiado alejadas del resultado final. Pero veo que en esta ocasión a la gente le encantó su doble sentido y su paradigma. Años más tarde con un final “relativamente similar” como el de The Order 1886 resulta que el fandom lo desprestigia. Mi no entender. Quizás soy yo, que tengo opiniones impopulares en muchas ocasiones, que Mass Effect 3 me parece el mejor de la trilogía y precisamente Mass Effect 2 me parece el peor, cuando en general el fandom opina lo contrario.

Rabia. Furia. Odio

Arriesgar todo lo que tienes a un deseo animal caprichoso. Dejarte arrastrar por el odio y la rabia, no saber cuando parar, no saber cuando respirar, pensar en las consecuencias e intentar pensar en tu estancia en la Tierra. Desees odiar, amar o perdonar hasta el fin de tus días, es decisión tuya, de nadie más, aunque los factores externos te afectarán directa o indirectamente, como a todos, y a unos más que otros -lamentablemente-.

Pero el odio tiene su parte poética. No hay que negar que muchas de las grandes obras artísticas que hemos contemplado, en cualquiera de sus medios, ha sido gracias a la desesperación, la impotencia, la rabia y el sufrimiento. En esta segunda parte no sólo reinan estos negativos, no sólo la tristeza y el dolor forman parte de su historia, también lo es el amor, y demuestra en varias ocasiones su mejor rostro, pero así como existe la luz, también existe la oscuridad.

Si The Last of Us tiene cinco lecturas distintas, The Last of Us Parte II al menos tiene diez, sino más. Eso es lo que más me gusta personalmente.

Es también, como Red Dead Redemption, un videojuego donde matar a un ser vivo puede suponerte un problema moral debido al realismo y la crudeza de las imágenes. En este sentido es lo más parecido a una combinación entre la saga John Wick o la serie The Punisher. así como Uncharted es el videojuego de Indiana Jones/La Jungla de Cristal perfecto, The Last of Us Parte II se acerca mucho a esta perfección debido a la obsesión por los detalles de Naughty Dog. de nuevo, esto no es nuevo en los videojuegos. Todos lo hemos pasado mal incluso con videojuegos con diseño de dibujos animados como The Walking Dead Temporada 2 y la famosa escena inicial con aquel simpático mamífero. Pero en el viaje de Ellie vamos a contemplar en varias ocasiones momentos similares que harán que sea difícil seguir adelante.

No sé tú, pero yo tras jugar un par de horas Silent Hill o Hellblade: Senua’s Sacrifice debo cambiar de juego y desconectar un poco. Con The Last of Us Parte II más o menos se acerca peligrosamente a esos límites, pero todo esto sin ser un videojuego de terror en absoluto. Sólo con la crudeza de la supervivencia humana y las barbaridades que estamos dispuestos a hacer para poder respirar el día de mañana ya te supone una gotamiento psicológico como pocos videojuegos logran. Otra de las proezas de Neil Druckmann y su equipo: Cuestionarte qué estás haciendo jugando a esto.

La vida sigue

Y se hace fuerte mientras crece. La vida avanza, como avanza el mundo de The Last of Us y su universo, como avanzan las vidas reflejadas en este juego, crecen, maduran, cambian. The Last of Us Parte II es, a mi modo de ver, tan perfecto como El Padrino Parte II. Una versión mejorada de la primera entrega, que nos narra una historia que se quedará con nosotros para siempre, pero que a lo mejor el mundo de los videojuegos no está preparado para ver en la actualidad. Mucha gente prefiere la primera entrega, pero también habemos algunos quienes preferimos la segunda entrega. Si tuviese fallos grandes, evidentes y que demostrasen ineptitud, entendería muchas quejas, pero no es el caso con The Last of Us Parte II.

La valentía al escribir esta obra es enorme, muy pocas veces vista en cualquier otra saga, cualquier otro estudio y cualquier otro videojuego. No es algo nuevo, pero si lo combinas con la maestría y el top absoluto a nivel técnico, y lo bañas en una producción multimillonaria que nos ofrece uno de los mejores doblajes en España que hemos tenido nunca, como todo lo que tiene el sello PlayStation, se convierte finalmente en algo único. Todo esto lo escribo sin considerar la historia de The Last of Us Parte II como una de mis favoritas, sencillamente intento ser lo más objetivo que puedo.

Este juego es Juego del Año, no hay duda de ello, porque a lo que realmente apunta es a Juego de la Década. Neil Druckmann ha dado un gigantesco paso para ser uno de los grandes considerados en el mundo de los videojuegos, como Miyamoto o Kojima. Si se dedicase ahora mismo al cine, sería mil veces mejor que el 90% de los directores, sin ninguna duda.

Si, como yo, has visto las filtraciones y no querías jugar este juego en absoluto, porque no te ha gustado lo que has visto, sólo puedo decir que en las filtraciones han habido medias verdades, y que la obra final, es una cosa diferente a lo que te imaginas. En definitiva, una obra maestra que todo jugador que se aprecie tendría que jugar. Algo que no opino de la primera entrega.

Cuando una web asigna un 10/10 a un videojuego, no significa que sea un videojuego perfecto, significa realmente que ese videojuego es altamente recomendable porque es o puede ser una obra maestra. ¿Perfecto? jamás, no hay nada perfecto, pero obras maestras hay muchas cada varios años, y no podemos desprestigiarlas, porque lo que nos dan, nos durará toda la vida, o al menos, muchas décadas de esta.

Chris Henares
@ChrisHenares